Terapias complementarias

Los árboles, nuestros sanadores

By  | 

Los poderes curativos de los arboles

Los árboles son plantas muy poderosas, no solo porque absorben dióxido de carbono para transformarlo en oxígeno, sino porque también absorben las fuerzas negativas y las transforman en energía sana y sanadora. Están todo el tiempo en contacto íntimo con la Energía de la Tierra y las Fuerzas del Universo.

La costumbre de abrazar un árbol tiene algo mágico, de comunión con la naturaleza. Se remonta a la noche de los tiempos y está vinculada a los beneficios que puede proporcionarnos interactuar con el entorno verde.

En este sentido, abrazar un árbol es una bonita y beneficiosa manera de finalizar un paseo por el campo o, por qué no, de iniciarlo. Cualquier momento es “el momento”, ese instante perfecto para rodear un árbol con nuestros brazos.

Los árboles además de ser sanadores son nuestros amigos

A medida que vayamos avanzando en la comprensión del lenguaje sutil energético de los árboles sanadores, podremos ir entablando una mejor relación con ellos. nos ayudarán a abrir los canales de energía y a cultivar la calma, la presencia y la vitalidad. A su vez, nosotros podremos ayudarles con sus bloqueos y zonas debilitadas. Es una relación mutuamente beneficiosa que deberíamos cultivar.

Árboles poderosos

¿Cómo elegimos nuestro árbol amigo con el que trabajar?

Los mejores árboles sanadores son los grandes, en especial los pinos. Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen el sistema nervioso y contribuyen a prolongar la vida. También alimentan el alma y el espíritu. Aunque los pinos suelen ser la mejor elección también se pueden usar muchos otros árboles o plantas. Los más grandes son los que contienen más energía. Si éstos crecen junto a ríos entonces serán más poderosos.

Algunos árboles sanadores son más cálidos o fríos que otros. Practique distinguir las diversas propiedades de los diferentes arboles.

  • Los cipreses y los cedros reducen el calor y nutren la energía Yin.
  • Los sauces ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.
  • Los olmos tranquilizan la mente y fortalecen el estómago.
  • Los arces persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.
  • Las acacias blancas ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.
  • Las higueras de Bengala limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.
  • Los canelos eliminan el frio del corazón y del abdomen.
  • Los abetos ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos mas rápido.
  • Los espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.
  • Los abedules ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.
  • Los ciruelos nutren el bazo, el estórmago, el páncreas y tranquilizan la mente.
  • Las higueras eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.
  • Los ginkgos ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

Abrazar árboles para sanar

No es necesario internarse demasiado en el bosque para buscar un árbol apropiado con el que trabajar. Los arboles que están acostumbrados a tener personas alrededor comprenden nuestra energía y en realidad son más accesibles y amigables que los que están lejos en el bosque. Los parques de las ciudades y los patios suburbanos están llenos de arboles poderosos y accesibles, a quienes les encantaría tener relaciones más cercanas con los humanos que dominan su medio.

Como fuente de energía sanadora, lo mejor es elegir un árbol grande y robusto dentro de la escala de tamaños accesibles. Si bien no es necesario trepar al árbol para establecer una relación, así se abre un mundo completamente nuevo. Trepe con suavidad y cuidado para no dañarlo.

Se ha comprobado científicamente el poder de los árboles para mejorar la concentración, aliviar la ansiedad y ayudar a liberarnos de pensamientos negativos. Además de la influencia muy positiva de un entorno bucólico, los beneficios están relacionados con las vibraciones que emanan de ellos. Son vibraciones casi imperceptibles, pero nuestro organismo sí las capta, y nos equilibra a nivel biológico.

¡Busca tu árbol y abrázalo!

Deja tu comentario
Los árboles, nuestros sanadores. Fué actualizado en septiembre 9th, 2016 por faneconews

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies