Leyendas

Leyenda del romero y la princesa Rosa Marina

By  | 

Leyenda de la bella princesa Rosa Marina

En Italia cuentan una historia de hace muchos, muchos años, en la que una reina que estaba paseando por su jardín, lloraba y lloraba muy afligida por su incapacidad para tener descendencia. Un día en uno de sus paseos se fijó en un arbusto de romero y se detuvo ante él.

El romero estaba cubierto de muchos brotes nuevos y vigorosos, con gran cantidad de flores azules. Al ver tal profusión de vida y fortaleza, la reina deseó para ella lo mismo y pidió a los dioses tener la misma fuerza que el romero para producir brotes nuevos.

Un tiempo más tarde quedó en cinta y cuando llegó el momento de dar a luz, en vez de un bebé, nació un pequeño brote de romero, al que la reina aceptó como hijo y al que cuidó, plantándolo en su jardín, regándolo y cuidándolo con mucho esmero.

El pequeño brote de romero con el tiempo se fue haciendo grande y vigoroso

El sobrino de la reina, que por aquel entonces era el rey de España, se encaprichó de él y se lo llevó para su castillo, donde comenzó a regarlo con leche de cabra. Un día, tocando una melodía preciosa con su flauta, una hermosa muchacha surgió de entre las ramas de la planta, quedando profundamente enamorado de su belleza.

Pero ella solo aparecía de noche mientras él tocaba su flauta, por lo que todas las noches iba al jardín a tocar su melodía para disfrutar de la compañía de su mágica amada.

Un día, el rey fue llamado a la batalla y tuvo que ausentarse, y como no quería que en su ausencia le ocurriera ningún daño a la planta de romero y a su amada, ordenó a su jardinero que lo cuidase y que no dejara que nadie tocara ningún tipo de música en el jardín.

El jardinero, sin embargo, pronto olvidó la orden del rey y una noche se puso a tocar una suave melodía, que provocó la aparición de la mágica princesa. Las hermanas del rey, que eran muy envidiosas, al ver su belleza, la golpearon y la avergonzaron, con lo que la hija del romero desapareció para siempre.

La planta de romero fue marchitándose poco a poco casi hasta morir

El jardinero, temeroso de lo que había hecho, se marchó de palacio y se refugió en un bosque lejano. En lo más profundo, entre los árboles, se encontró con un dragón, que le reveló que únicamente podía devolverle su vigor a la planta si la regaba con sangre de dragón. Al oír esto, el jardinero, mató al dragón y tomó su preciosa sangre, con la que regó al romero, haciendolo revivir de nuevo.

Al regreso del rey, éste se encontró otra vez con la princesa, saludable y hermosa, el rey felicitó al jardinero y se casó con ella para estar siempre justos y felices. 🙂


fanECOnews necesita tu apoyo – síguenos

facebook twitter


Deja tu comentario
Leyenda del romero y la princesa Rosa Marina. Fué actualizado en octubre 19th, 2016 por faneconews

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies